relación tiroides y caída del pelo

Relación entre la tiroides y la caída del cabello

El tipo de alopecia más común, que afecta tanto a hombres como a mujeres, es la alopecia androgénica. Sus causas son hormonales y genéticas, pero sabemos que hay otros motivos por los que el cabello puede debilitarse y caerse. Entre ellos puede encontrarse un comportamiento inusual de la tiroides. Esta glándula endocrina, situada justo debajo de la nuez, es la responsable de generar las hormonas que regulan el metabolismo y afectan al funcionamiento integral del organismo. Te contamos a continuación la relación que tiene

¿Qué hace la tiroides?

La actividad de esta glándula produce, almacena y libera hormonas tiroides (T3 y T4), en una cantidad que es controlada, a su vez, por otra glándula: la hipófisis o pituitaria, que recibe información de una zona del cerebro que se denomina hipotálamo. Toda esta actividad tiene que ver con el buen funcionamiento de varios órganos. 

Así, podemos decir que la tiroides afecta al nivel de colesterol, la frecuencia cardíaca, el peso corporal, el nivel de energía y su uso, la fuerza muscular, el ciclo menstrual, la memoria y también los ciclos capilares. Su tarea es regular estos ciclos y también estimular los folículos, equilibrando la producción de sebo para que el cabello esté nutrido y fuerte.

Si una de las funciones más relevantes con relación al cabello de las hormonas tiroideas es regular los ciclos capilares, tiene sentido que un funcionamiento incorrecto altere esos ciclos y pueda provocar una caída difusa del cabello. Que sea más o menos brusca dependerá del paciente, pero es común que quienes sufren alteraciones en la tiroides noten cambios en su salud capilar.

Principales alteraciones de la tiroides y cómo afectan a la salud capilar

Las enfermedades más frecuentes relacionadas con la tiroides afectan en mayor medida a mujeres que a hombres. Así, el hipertiroidismo suele aparecer entre los 20 y 40 años, y el hipotiroidismo es más común durante la menopausia.

El hipotiroidismo supone una producción de hormonas tiroideas insuficiente. En estos casos el paciente suele percibir una caída difusa y continua del cabello. La razón es que la fase telógena dura más y se retrasa la anágena, es decir, la etapa de desarrollo es más corta y la de caída dura más. Asimismo, la queratina pierde calidad y el pelo luce más seco y áspero. El resultado es un cabello apagado y una cabellera poco poblada.

Por su parte, en el hipertiroidismo lo que se produce es una cantidad excesiva de hormonas, que puede desembocar en una caída difusa provocada por la aceleración de los ciclos capilares, al contrario que en el hipotiroidismo, que se alargan. Así, los cabellos nacen y mueren con mayor rapidez. Las consecuencias más visibles con un pelo más fino, frágil y también más graso y con poco volumen.

En resumen, hay relación entre un mal funcionamiento de la tiroides y la caída de cabello. En ambas situaciones se considera que la pérdida es de tipo alopecia difusa.

¿Qué tratamientos hay para solucionar la caída de cabello provocada por la tiroides?

La clave es equilibrar los niveles de hormonas, que han sido alterados. Para ello son necesarios tratamientos médicos y esperar a que restauren los niveles hormonales. Hay que tener en cuenta que pueden pasar meses hasta que esto se refleje en la salud capilar. Además, medicamentos muy empleados y eficaces contra la alopecia, como el Minoxidil o el Finasteride no funcionan en el caso de la caída provocada por desajustes hormonales tiroideos.

Al tratamiento farmacológico, que es esencial, se le pueden sumar tratamientos capilares para acelerar la recuperación del cabello, así como la aplicación local de champús específicos y lociones. Asimismo, es positivo añadir al proceso suplementos que contengan vitaminas del complejo B y minerales como magnesio, zinc o potasio. Si has notado síntomas de hipotiroidismo o hipertiroidismo y cambios en tu cabello, el equipo médico de Insparya puede ayudarte con el diagnóstico y el tratamiento para que recuperes tu salud y el cabello fuerte que tenías antes. Además, ponemos a tu disposición tratamientos que te ayudarán a mejorar tu calidad capilar, como es la mesoterapia capilar, el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y el láser de baja frecuencia (Low Laser Therapy). Ya sean individualmente o combinados, nutrirán y revitalizarán tu cabello y contribuirán a recuperar tu buen aspecto.