Alopecia a los 40. Tratamientos para volver a sentirte atractivo

El cabello es una parte clave de nuestro aspecto, que resulta fundamental en el desarrollo de la autoimagen y en nuestro comportamiento social. Por esta razón la alopecia va mucho más allá de una cuestión estética, puesto que puede afectar a nuestra salud mental. También puede predisponer al cáncer de piel, por la menor protección del cuero cabelludo a los efectos nefastos de los rayos UV. Pero, si estás notando los primeros síntomas de la alopecia a los 40 o que empeora la que ya llevas años sufriendo, no te preocupes: la alopecia hoy por hoy tiene solución.

Di adiós a la alopecia: recupera la seguridad y la autoestima

España es uno de los países del mundo en el que más personas sufren calvicie. Es tan frecuente que la alopecia androgénica puede afectar a los 40 años hasta el 50% de los hombres y hasta un 20% de las mujeres. Falta de confianza, inseguridad, problemas para relacionarse, ansiedad… la pérdida del cabello en ocasiones trastoca nuestra vida y nos hace sentirnos menos atractivos. 

Aunque la alopecia se puede manifestar en edades tempranas, es posible que hayas llegado a los 40 con una buena densidad capilar. Si comienzas ahora a notar caída del cabello y tu autoestima se resiente, en Insparya te proponemos alternativas para detener el proceso y para recuperar el pelo de forma definitiva.

Tratamientos capilares efectivos para frenar la caída del cabello

Acudir a un especialista desde el primer momento en que detectamos debilidad capilar o un aumento de la caída del cabello es clave para frenar la caída antes de que sea irreversible. Así, hay cuidados dermatológicos adecuados para las primeras etapas de la alopecia a los 40 que permiten fortalecer el cabello, aumentar su resistencia y su brillo:

  • Mesoterapia capilar (MesoHair). Es una técnica de bioestimulación y nutrición capilar que fomenta la producción de cabello de calidad y resistente. Se aplica en varias sesiones, según el tipo de alopecia, de menos de un cuarto de hora de duración cada una de ellas.
  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP). Es un tratamiento con el que se aprovechan los factores de crecimiento que se obtienen de las plaquetas de la sangre del propio paciente. Con su aplicación se regeneran los tejidos y se retrasa el envejecimiento capilar.
  • Láser de baja frecuencia (Low Level Laser Therapy). Con la aplicación de luz láser de baja frecuencia se estimula celularmente la unidad folicular y la circulación sanguínea que les lleva nutrientes y oxígeno. Con esto se logra un rejuvenecimiento del cabello y la nutrición del cuero cabelludo.

Asimismo, tu médico puede recomendarte tratamientos orales o tópicos con medicamentos como Minoxidil, Dutastaride o Finasteride, según tu caso. Ten claro que el objetivo será fortalecer y mantener el cabello, pero no recuperarlo.

La combinación de todos estos tratamientos siguiendo las indicaciones del especialista pueden conseguir mejorías muy importantes. Sin embargo, cuando la pérdida ya es acusada, la única opción para recuperar el cabello y volver a sentirte atractivo y seguro es someterte a un injerto capilar.

El injerto capilar, el tratamiento definitivo para superar tu alopecia a los 40

Aunque todas estas opciones pueden frenar la caída del cabello, una vez se ha producido la pérdida, la única opción para recuperar el pelo es el trasplante capilar. Para cubrir las zonas calvas se extrae cabello de la zona donante (occipital y laterales), que se injerta en las áreas con alopecia. Es un proceso indoloro y muy poco invasivo, que no deja cicatrices.

Pasados entre 9 y 12 meses tras la intervención podremos ver el resultado definitivo, un cabello saludable que no se caerá más y que mejorará, sin duda, nuestro aspecto. Si quieres resolver dudas sobre cómo volver a sentirte atractivo a los 40, contacta ya con Insparya y vemos cómo podemos ayudarte.