Insparya » Salud capilar

» Confinamiento, estrés y caída capilar ¿tienen relación?

Confinamiento, estrés y caída capilar ¿tienen relación?

¿Sufres estrés? Puede afectar a tu cabello

 

 

Tanto el estrés como la ansiedad afectan a la caída del cabello, ya que el estrés es una de las principales causas de la caída capilar (alopecia nerviosa). Normalmente se trata de una caída difusa y se engloba dentro de la caída denominada efluvio telógeno. No es una alopecia androgénica, pero si la persona ya padece una alopecia androgénica y tiene estrés, esta caída se puede agravar, empeorando las circunstancias existentes.

Es importante remarcar que el cabello que se pierde por estrés se puede recuperar por sí solo una vez que se haya concluido ese periodo estresante. Lo que sí hay que tener en cuenta es que la caída del pelo por estrés suele ser bastante rápida (1-2 semanas) y sin embargo la recuperación suele ser mucho más lenta (3-4 meses).

El principal mecanismo de producción del estrés más inmediato es la adrenalina, que se eleva en sangre, provocando niveles de estrés muy elevados. Si es más o menos mantenido, se puede presentar con niveles de cortisol elevados, pero normalmente, el principal mecanismo de producción del estrés es por la adrenalina.

Causas del estrés habituales

Causas de estrés siempre hay, sean por unas cosas u otras, aunque es cierto que siempre hay etapas durante el año en los que su influencia disminuye, como por ejemplo en verano, ya que es un periodo vacacional en el que suele haber menor cantidad de trabajo. Lo que ha cambiado ahora son las causas de este estrés. Normalmente era por temas de trabajo, y ahora prácticamente es por lo contrario, por la falta de trabajo. El confinamiento hace que muchas personas no lo lleven bien y termine afectando a su vida cotidiana aumentando su estrés. También ahora mismo puede verse incrementado por miedo al contagio, o por la incertidumbre que hay de cara al futuro.

Estrés, grasa capilar, hongos ¿existe una relación?

Cuando aumentan los niveles de estrés sí que se puede ver un aumento en la caspa. La causa principal de la caspa es la dermatitis seborréica, por lo que la gente que tiene predisposición a tener dermatitis seborréica puede tener una mayor descamación. En cuanto a la grasa es más difícil que brote por el estrés, pero hay casos en los que la grasa está relacionada con la descamación del cuero cabelludo. La dermatitis seborréica está relacionada con un hongo, el Pityrosporum ovale, que aumenta sus niveles cuando hay estrés, aumentando la presencia de descamación.

¿Ingerir más alimentos y de peor calidad influye en la salud capilar?

En esta situación que propicia que aumente el estrés, puede suponer también unos hábitos alimenticios diferentes, comemos más y peor, lo que conlleva que aumentemos de peso, y por lo tanto que nuestra grasa corporal también se vean incrementados. Estos factores que no son buenos para la salud en general, tampoco lo son para la salud capilar. Es importante cuidarse y tratar de tener una dieta equilibrada para proteger el cabello y evitar comer grasas de forma excesiva.

¿Qué prevenciones podemos tener?

La prevención cuando hay una causa directa es evitar la causa que lo genera, por lo que tendríamos que evitar el estrés, dentro de lo posible. Dentro de la medida de lo posible tendremos que intentar solventar los problemas que nos provocan el estrés. En algún caso quizás la ayuda de un profesional pueda ser de utilidad.

¿Qué cuidado capilar se recomienda si ya ha ocurrido?

En el que caso de la grasa se pueden realizar distintos tratamientos. Aunque mucha gente no se preocupa de ello, es importante usar un champú adecuado que equilibre el cuero cabelludo, como por ejemplo NO GREASE, desarrollado por nuestros investigadores de Insparya. Con aceite esencial de árbol del té, agentes refrescantes y algas marinas. Las propiedades antifúngicas y antimicrobianas del aceite del árbol del té, tratan la dermatitis seborreica, a la vez que hidrata el cabello y cuero cabelludo, previniendo también la acumulación de exceso de grasa. Su uso regular ayuda a liberar la dermis del exceso de sebo, contribuyendo a una mejor oxigenación de la piel y del cabello. A esto habría que sumar una dieta equilibrada.

En el caso de la descamación, un champú que trate la dermatitis seborréica como BALANCE que posee una acción antiséptica local y está indicado para prevenir la formación de caspa. El Piroctone Olamine, ingrediente activo que protege el cuero cabelludo de los efectos del hongo que provoca la caspa, asociado al Rosmarinus Officinalis, comúnmente conocido como romero, considerado un potente antioxidante natural que tonifica y energiza el cabello, y las algas marinas, ayudan a restaurar el equilibrio microbiano natural de la piel con una acción purificante, regulador de la oleosidad y refrescante.
Para evitar la caída del cabello, y mejorar la calidad de este, evitando también la descamación o la grasa, se pueden utilizar los tratamientos habituales, como puede ser MesoHAIR, la mesoterapia capilar del grupo Insparya o el PRP (Plasma Rico en Plaquetas).

Más de 35.000 trasplantes capilares avalan nuestra experiencia

Nuestra misión es proporcionar al paciente un servicio especializado y personalizado, de acuerdo con las mejores prácticas asociadas a cada uno de los tratamientos médicos y procedimientos clínicos que ofrecemos.

Contacto

En Insparya queremos conocerte mejor.

Si tiene cualquier consulta, duda o preocupación solo tiene que rellenar el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.