alopecia en cejas

Alopecia en las cejas: todo lo que debes saber

Las cejas tienen una importante función de protección de los ojos. Además, son imprescindibles para expresar cómo nos sentimos, enmarcar la mirada y dar armonía al rostro. Perder cabello en las cejas con los años es natural, pero también se pueden dar casos de alopecia. Más que provocar calvas, lo que se produce es una pérdida de la densidad del cabello.

Causas de la alopecia en las cejas y consecuencias

La pérdida del cabello de las cejas puede estar asociada a muchas causas y tipos de alopecia. Estas son las más frecuentes:

  • Desarreglos en la tiroides, principalmente el hipotirodismo.
  • Reacciones del sistema inmune, una de las principales causas de la alopecia areata.
  • Tratamientos agresivos como la quimioterapia o la radioterapia.
  • Trastornos psicológicos, como la tricotilomanía, que consiste en arrancarse de forma compulsiva el pelo de las cejas y las pestañas por causa del nerviosismo. El estrés también puede producir alopecia areata en las cejas, además de en la cabeza y en la barba.
  • Una excesiva y continuada depilación puede dañar definitivamente el bulbo piloso, eliminando la posibilidad de que crezca el cabello nuevamente. 
  • Un traumatismo que provoque una cicatriz, porque su aparición supone la destrucción permanente de la raíz del pelo. 
  • La alopecia frontal fibrosante, que afecta sobre todo a mujeres después de la menopausia. Implica una pérdida de cabello en la frente y laterales de la cabeza, en la línea del nacimiento del pelo, dando lugar a una cicatriz en la que no vuelve a crecer el cabello. También puede asociarse a la pérdida de cejas.
10 razones para elegir insparya

Tratamientos y soluciones para la alopecia en cejas

Una vez identificada la causa de la caída del cabello en las cejas, se plantea el tipo de tratamiento. En muchos casos es posible que el pelo vuelva a crecer con normalidad una vez se elimina el factor desencadenante de la alopecia. 

En caso contrario, solucionar las patologías que puedan causarla es el paso previo al trasplante de cejas. Esta es la única técnica que permite corregir calvas o solucionar la total desaparición del pelo en esta zona. El microinjerto deben realizarlo siempre profesionales que sepan tener en cuenta la dirección del cabello, la densidad y la forma de la ceja. Solo así se conseguirán los resultados más naturales.

Hay que tener en cuenta que la ausencia de cejas va más allá de ser un simple problema estético o una barrera a la expresión facial: expone a los ojos a agresiones externas, por lo que también merma la salud ocular. 

Mitos sobre el trasplante de pelo en las cejas

Algunos de los mitos es que solo las mujeres solicitan el injerto de cejas. Si bien son el grueso del público interesado, cada vez son más hombres los que demandan este tratamiento para recuperar la densidad capilar de sus cejas. Otro mito extendido es que el pelo trasplantado con un microinjerto se caerá, y es totalmente falso. Sí puede caerse el resto que haya quedado en la zona. Además, el trasplante de cejas es un método completamente seguro, porque el organismo del paciente no rechazará el cabello que se autodone. 

La intervención es una cirugía menor con anestesia local, no resulta dolorosa y no deja marcas ni produce molestias. Los efectos secundarios son muy leves; puede sentirse cierta sensibilidad en la zona y picazón a las horas siguientes al trasplante que desaparecen por sí mismas.

Infórmate ya en Insparya, la clínica de injerto de cejas en Madrid.